Portada > Actividades > Mesa redonda
 
    Mesa redonda

  La investigación: una prioridad a prueba

El debate organizado por el Círculo Cívico de Opinión giró en torno al título homónimo del último documento publicado por esta asociación, La investigación: una prioridad a prueba, en el que se valora "la situación de la investigación científica y técnica en España desde una doble lectura: un moderado optimismo por los logros conseguidos, ya que nuestro país ha alcanzado un desarrollo razonable en cuanto a investigación científica académica; y una intensa preocupación por el futuro, porque, pese a que España ha recuperado en apenas 30 años un desfase casi secular en investigación científica, nuestro sistema de I+D+i todavía presenta carencias relevantes. Un sector público poco articulado, insuficiente definición de prioridades o un sector empresarial relativamente débil en I+D".

Los participantes, Carlos Andradas, Fernando P. Cossío, Javier López Facal y Luis Oro, moderados por Margarita Salas, analizaron la situación de la investigación en España y debatieron sobre las soluciones para acometer las reformas necesarias.

Carlos Andradas, catedrático de Álgebra de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), centró su intervención en los presupuestos que se destinan en España a investigación. Tras exponer las grandes cifras de la I+D+i en nuestro país, subrayó que es necesario que haya una mayor implicación de las empresas privadas en la I+D+i, pero sin que descienda la inversión pública. También recogió una de las principales reclamaciones de la investigación española, la puesta en marcha de una Agencia Estatal de Investigación con autonomía de gestión y regida por científicos.

Fernando P. Cossío, catedrático de Química Orgánica de la Universidad del País Vasco y presidente de la Comisión Ejecutiva de Ikerbasque (Fundación Vasca para la Ciencia), analizó la gestión de la ciencia. Para ello resaltó que hay una "relación directa entre la riqueza de las naciones y la riqueza de las nociones”, entre la riqueza efectiva de un país y sus esfuerzos por producir nuevo conocimiento. En este sentido, criticó la insensatez de bajar el esfuerzo presupuestario destinado a investigación en el contexto actual.

Javier López Facal, profesor de investigación del CSIC, expuso la parte legislativa, lamentando el exceso normativo español, que se une a la “obsolescencia” institucional y la falta de respeto a las leyes, y lo comparó con la simplicidad normativa y continuidad institucional de Alemania. Además, subrayó que la Ley de Ciencia (Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación) no ha resuelto ninguno de los problemas existentes, como el excesivo peso funcionarial o conseguir la autonomía de gestión mediante la creación de la Agencia de Investigación.

Luis Oro, catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Zaragoza y miembro del Círculo Cívico de Opinión, apostó por un cambio en la gobernanza de la universidad y en los organismos públicos de investigación, que deben ser más flexibles y competitivos. En esta línea, resaltó que no se puede mantener la retórica de que es necesario cambiar el modelo productivo, pero luego no cambiar nada.

 

La investigación española: una realidad de claroscuros

Volviendo al documento editado por el Círculo Cívico de Opinión, se podría afirmar que existe una correlación entre la riqueza de un país y sus inversiones en I+D+i. Incluso, que los países más desarrollados no invierten en investigación porque son ricos, sino que son ricos porque invierten o han invertido en I+D+i. En el año 2010 España invirtió en I+D aproximadamente el 1,39% del PIB, mientras que en la UE-27 se dedicó el 2% y en la OCDE el 2,4%.

La situación de la investigación científica y técnica en España tiene una doble lectura: un moderado optimismo por los logros conseguidos, ya que nuestro país ha alcanzado un desarrollo razonable en cuanto a investigación científica académica; y una intensa preocupación por el futuro, porque, pese a que España ha recuperado en apenas 30 años un desfase casi secular en investigación científica, nuestro sistema de I+D+i todavía presenta carencias relevantes. Un sector público poco articulado, insuficiente definición de prioridades o un sector empresarial relativamente débil en I+D, son algunas de ellas.

 

Ante un año crucial

El impacto de los Presupuestos de 2013 sobre la investigación pública puede ser crítico, y poner en peligro la continuidad de numerosos proyectos, grupos y centros de investigación. Se debería tomar conciencia de que se está poniendo en un riesgo más que probable a una parte importante de nuestro sistema de I+D+i.

El Círculo Cívico de Opinión reclama que se priorice discriminadamente la financiación dedicada a actividades de I+D+i. Reconoce que el escenario económico actual no es el más favorable, pero es necesario acometer un cambio de modelo, ya que resulta contradictorio mantener la retórica del cambio a un modelo productivo basado en el conocimiento, mientras que muchas de las medidas que se adoptan no van en la dirección adecuada.

 

Consideraciones y propuestas

Ante esta situación de la I+D+i en España, el Círculo Cívico de Opinión propone:

• Estabilidad institucional y colaboración entre el Estado y las Comunidades Autónomas
• Cultura empresarial y políticas proactivas de I+D+i en el sector privado
• Gobernanza de la universidad y de Organismos Públicos de Investigación
• Captación y retención de talento

Ejemplifica estas propuestas en modelos ya existentes: ICREA, (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats), Ikerbasque (Fundación Vasca para la Ciencia), o el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), cuyos resultados están siendo excelentes, generando recursos externos muy por encima de la inversión realizada en ellos y permitiendo una notable revitalización de sus respectivas comunidades científicas.

 

 

Fuente: Círculo Cívico de Opinión. Debate celebrado el día 6 de febrero de 2013, a las 19 h, en la Sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes (Alcalá, 42, Madrid).

[Descargar nota de prensa del Centro Cívico de Opinión]